Más tetas en la red

Yo y mi sexo

Por si alguien duda, estas tetas son naturales!
Me presentaré, mi nombre es Jenny... bueno al menos aquí, y veréis, os seré sincera, tengo 25 años, soy catalana, heterosexual (o eso creía yo) y tengo pareja estable desde hace ya unos años (por eso guardaré aquí mi identidad).

Soy muy ardiente y sexual, tengo un cuerpo que.... bueno! ya lo veis en las fotos, estoy muy orgullosa de como soy, a los hombres los pongo loquitos, y ellos a mí también me gustan, pero desde hace un tiempo hasta hoy, cada vez más, empecé a notar que cuando veía una mujer de escultural y exuberante cuerpo, de culo terso y prieto, piernas esbeltas y muslos apretados, de grandes y firmes tetas (no es por chulear, pero me acabo de describir, jeje) me subía un calentón por todo el cuerpo, me recorría una sensación excitante por mi espalda que me hacía estremecer, mis pupilas se dilataban, el pulso se me disparaba a la vez que notaba como se humedecía y calentaba mi sexo... eso, sin duda, quería decir que me excitaban y mucho esas mujeres.

Todo empezó en la playa hace unos años, donde todos vamos tan ligeros de ropa y nuestros cuerpos no dejan lugar a dudas. Yo me creía tan plenamente hetero que en aquel momento, cuando veía una mujer de cuerpo similar al mío y me quedaba fijamente mirándola, embobada, pensaba que lo hacía por lo que lo solemos hacer las mujeres: comparar y criticar, jaja! eso se nos da muy bien! Hasta que un día me sorprendí a mi misma...

Estabamos mi chico y yo en una bonita cala de la Costa Brava, un día espléndido, bastante cerca nuestro había otra pareja joven, los dos eran muy majos, pero en particular me fijaba más en ella: era de unos 25 años, pelo largo moreno, guapa de cara, mediana estatura, piel ya bronceada por el sol, unas formas muy femeninas y a la vez atléticas, hombros más anchos que las caderas, cintura estrecha, vientre plano, culo respingón y firme, hacía top-less (yo también hago siempre), y sus tetas eran realmente de ensueño, grandes pero no demasiado, naturales, pezón pequeño y marcado y firmes muy firmes... aiiisssshhh!! con ella me dí cuenta.... Yo estaba tumbada en mi toalla, boca abajo, oculta tras mis grandes gafas de sol y haciendo ver que ojeaba una revista, pero no hacia más que mirarla de arriba abajo, repasando cada centímetro de su sensual cuerpo, y cuando quise darme cuenta me impresioné al ver que yo estaba fantaseando con retirarle hacia un lado la entrepierna de su pequeño biquini para dejar ver su precioso y seguro que rasurado coñito, poder lamerlo delicadamente por fuera y por dentro, notar como ella, entre gemidos de placer, aprieta su sexo contra mi boca, sentir en mi lengua como empiezan a rezumar sus calientes jugos vaginales entre sus labios sexuales, mientras mis dedos juguetean con sus duros pezones a la vez masajean esas grandes tetas que tan bien la adornaban... buff! ¡¡me he excitado escribiendo esto!!
Primer plano de mis tetas, para que no os quejéis

Bueno, para ser mi primera aventura lésbica imaginada no está nada mal, no? Sí! vale lo confieso! no me apretéis más! El deseo carnal y el sexo de mujer han podido conmigo y he tenido aventuras reales con mujeres con cuerpazos como los que en este blog pretendo ensalzar y elogiar, pero estas historias, si os portáis bien, ya os las contaré más adelante, ¿no lo querréis saber todo ahora? Así que no me ha quedado más remedio que aceptar que soy bisexual, pero una cosa tengo muy clara, que la perfecta polla de mi marido es lo que más me hace gozar, él es la persona que más me pone y a la que más quiero.

Llevar una doble vida no es nada fácil, tampoco es lo que pretendo, pero alguna canita al aire de vez en cuando con una mujer así no la descarto, pero mientras eso ocurre y como me encanta escribir, pues creo que se me da bastante bien, intentaré desahogarme un poco escribiendo aquí acerca de este tema, rindiendo culto a esas voluptuosas y sensuales hembras, disfrutando de las fotos y videos que circulan por la red, comentándolas, compartiéndolas, votándolas y por supuesto masturbándonos mirándolas.

Ya sabéis más de mí, hasta la próxima calentit@s!

Jenny

3 comentarios:

Vamos no estés embobad@!! Comenta!!

¡Tetas, tetas y más tetas!

Entradas más calentitas...